GENEALOGÍA FAMILIA MELÉNDEZ

Inicio

Acerca de nosotros

Sitios de Interés

Un Poco de Historia

Raza Carora

 

Árbol Genealógico

 

Fundador del Apellido


 

Orígenes


Algunos Ilustres


Los Apellidos y su Uso


Composición de Nuestra Población


Batalla de Covadonga


Que es Genealogía


Aportes de la Genealogía


Algunos términos de la Genealogía


Tipos de Parentesco


Los Doscientos

 
Eventos formales
Hora de celebrar
Primos y Familiares
Abuelos y Tíos
Tías y Tíos por Afinidad
La Caja de Zapatos
Meléndez en El Mundo
Anécdotas
Contáctenos
Otras Web
 

 

 

 

 

 

divisor10.gif
 

En esta sección nos presentaremos en palabras y fotografías.

En la casa de todo Caroreño que ha abandonado su tierra está Carora. En el sonsonete del habla, en la anécdota, en la música, en las cosas. En todo está Carora...

divisor10.gif

Efraín Subero en su verso dice: "A Carora hay que ir y hay que volver. Hay que volver a ir. Hay que ir para volver. Entonces no podrá irse del todo porque se irá quedándose; Y tampoco podrá volver del todo porque vendrá trayéndola".

Caroreños:
Vuestra conducta leal y siempre eminentemente laudable ha arrancado de mi corazón el sentimiento de la más justa admiración. Sí, compatriotas, vosotros merecéis ser llamados hijos beneméritos de la Patria...

Simón Bolívar

Cuartel General Libertador en Trujillo, 26 de Octubre de 1820

 

Iglesia San Juan Bautista

Catedral San Juan Bautista. Ubicada en la zona colonial de Carora.-

Calle San Juan

Zona Colonial. Calle San Juan.-
 

Casa Colonial.-

Situación Geográfica.-

05_barquisimeto_mapa.gif

mapalara1.gif

Foto Satelital de Carora.  Pulse en la foto para ampliar.-

Carora ocupa casi el centro de la gran depresión que forman las estribaciones de los tres sistemas de montañas que hay en el estado: el de los Andes, el Caribe o de la Costa y el Coriano. Se ha sostenido científicamente que la llanura de esta parte del Estado, perteneciente a la época terciaria, fue probablemente el fondo de un gran lago.
El terreno caroreño es árido y pedregoso, lo cual le concede la condición de ser eminentemente sano; las coordenadas geográficas de Carora son: 10º34´9´´ latitud norte; 70º15´42´´ longitud oeste de Gr. Altura sobre el nivel del mar: 419 metros en la plaza Bolívar. Temperatura media anual: 28° C.
La llanura donde se asienta Carora, está a orillas del río Morere, en lenguaje de cristianos, como decían los españoles, río de las Auyamas. El Morere está formado por los ríos Bucare y Quediche los cuales se unen cerca del puente de la Miel. El Morere desemboca en el río Tocuyo cerca de la población de Río tocuyo. El Morere es manso, de él se dijo: Hilo de miel de perezoso curso, pero tienen sus épocas en que causa temor por los estragos que hace al salirse de madre.

Los vientos predominantes son los alisios, su vegetación es xerófila, el cují, el cardón, el yabo. Hay dos, diremos estaciones, sequía y lluvia, ésta en dos etapas: abril-mayo y agosto-noviembre, la última es más importante. En general, las lluvias son escasas en toda la zona con un total de 591 milímetros cúbicos para Carora. La mayor precipitación se registra el noreste del Estado. La temperatura es muy elevada y constante todo el año, aun que varía algo entre el día y la noche, siendo ésta, más fresca. Las máximas temperaturas se registran en los meses de Junio a Septiembre.


Situación Política.-

Carora, políticamente, es capital del Municipio Torres del Estado Lara y también de la Parroquia Trinidad Samuel. Las demás Parroquias son: Montes de Oca, capital San Francisco, Camacaro-Río tocuyo; Antonio Díaz Curarigua; Manuel Morillo-El Empedrado; Castañeda-Atarigua; Chiquinquirá-Aregue; Espinoza de los Monteros-Arenales; Torres-Jabón; Lara-San Pedro. Las nuevas Parroquias son: Montañas Verdes capital Palmarito y El Blanco capital Quebrada-Arriba.
El Municipio Torres es el más extenso del Estado Lara, este tiene 788.400 habitantes. El Municipio Torres tiene 108.800 y la Parroquia Trinidad Samuel tiene 47.800. Estos datos corresponden al año 77 para 12 millones de venezolanos.
Parte del municipio capital, es terreno árido y pedregoso, apropiado para la cría de chivos y el cultivo de plantas productoras de fibras; el henequén, la cocuiza, el sisal, pero el terreno cambia y se encuentran zonas cubiertas de pastos artificiales que constituyen excelentes potreros para la cría de ganado de leche y carne. Uno de los orgullos legítimos de la Carora actual, es su ganado tipo Carora, el cual fué declarado Raza.
Se cultiva también el maíz, posee también terrenos sembrados de caña de azúcar. Existen siembras de hortalizas, generalmente en manos de extranjeros, canarios y portugueses que rinden buenos beneficios.

          

Evaluación Raza Carora. Datos Técnicos.

club_torres_carora.jpg

Origen del nombre.-

Existen diferentes definiciones sobre el significado de la palabra Carora.

Para Pedro Arcaya, gran conocedor del pasado pre-hispánico de los aborígenes del occidente del país en su libro "Obra inédita y dispersa", el término "Carora es Karira, Kurura, Cigarra en goajiro. Uterga". Es decir, la típica y autóctona chicharra, la cual produce un sonido estridente y monótono hasta que se seca de emitir su ruido, produciéndole la muerte.

Vivían en esa zona los aborígenes Ajaguas y Caquetíos, con un valor tremendo y un coraje tan grande que fueron calificados, según las crónicas, como bravos guerreros.

Los viejos cronistas e historiadores caroreños nombran a los indios, primigenios habitantes de este suelo como los Caroras, de modo que en las viejas crónicas este nombre identificaba a esta raza indómita, pobladora del valle de Bariquigua.

Para el politólogo Orlando Álvarez Crespo, la palabra Carora, etimológicamente deriva del vocablo Caraive Kurura, la cual significa "se acabará la comida".

Para el Dr. Tulio Chiossone en su libro "Diccionario Toponímico de Venezuela"... la etimología de este nombre puede hallarse en la voz Caro, árbol que existe en el territorio de Asia y Europa, familia umbelífera.

También se puede referir a Carora, india del Corasidie, jurisdicción de Carora. Ms.1619.

 

Anécdotas y Leyendas.-

LA LEYENDA DEL DIABLO DE CARORA

En la Colonia, Carora fue, como todas las ciudades y aldeas un sitio de paz, de tranquilidad, de vida familiar, monótona, religiosa, de buenas costumbres. Siempre ha sido religiosa, donde se practican las enseñanzas de Cristo, donde campea la honestidad de sus habitantes junto con una moral estricta y un sentido firme y único de la justicia. Para mediados del siglo XVIII existían en Carora cuatro hermanos de apellido Hernández Pavón y dos Alcaldes: Don Adrián Tuñón de Miranda y Don Tiburcio Riera.
Los hermanos Hernández se dedicaban al contrabando con Coro y esto alcanzó tal magnitud que intervinieron las autoridades respectivas y ordenaron perseguir y acabar con tal contrabando.
Los dos Alcaldes lograron sorprender a los hermanos Hernández e hicieron preso a uno de ellos, teniéndolo, en calidad de detenido, en la actual casa de gobierno. Los otros tres hermanos procedieron al rescate, atacaron la casa de la policía, dieron muerte a un soldado y liberaron a su hermano. Esto lo hicieron aprovechando la siesta de los caroreños.
Los cuatro hermanos, envalentonados se descuidaron, parece que se tomaron unas copas lo que dio tiempo a que los Alcaldes reunieran sus fuerzas y los atacaran. Las fuerzas del gobierno eran superiores y a los hermanos Hernández Pavón no les quedó otro recurso que refugiarse en el Convento de Santa Lucía, que estaba situado en la calle Falcón, por los la dos de El Pajón. En este tiempo, los conventos gozaban de inmunidad, no se podían allanar sin trámites muy complejos, pero los Alcaldes y sus fuerzas enormemente indignadas llegaron al Convento y cuando el Prior se negó a entregar a los refugiados amenazaron con destruir las puertas con hachas, entrar ellos mismos y sacar a los refugiados. En vista de esto, el Prior tuvo que ceder y entregar a los fugitivos bajo protesta por el sacrilegio que significaba forzar la entrada de su Convento.
Los cuatro hermanos fueron llevados a la Plaza Mayor (hoy Bolívar) y ejecutados en el acto.
Esto para la Carora de entonces, pequeña villa recoleta, respetuosa con las Autoridades y con Santo Temor de Dios, fue un escándalo que produjo asombro, ira y miedo colectivo. Al no explicarse porque hubo cinco muertos, blasfemias, irrespeto a la Casa de Dios y a sus servidores con sagrados apelaron entonces a las fuerzas sobrenaturales y se creó la leyenda de que en Carora el Diablo andaba suelto.
El destino que corrieron los Alcaldes no pudo ser menos dramático:
Don Tuñón de Miranda huyó al Nuevo Reino de Granada, y con otro nombre, se radica en Tunja y Don Tiburcio Riera, fue preso, juzgado y sentenciado a muerte ejecutada en la Plaza de La Guaira, en una de cuyas mazmorras estaba detenido.
Esta es la versión que publicó el culto costumbrista y primer redactor de El Diario, Don Agustín Oropeza, profesor del Colegio Federal, hoy Liceo Egidio Montesinos, donde regentó cátedras nos dio clases a todos los nacidos en los primeros 36 años de este siglo.
El caroreño cuando se asombra y quiere ponderar algo muy grande dice: ¡ah diablo!...
Estoy seguro de que muchos de los presentes, han oído hablar del Diablo de Carora pero sin saber de que se trata.
Hay otra versión de la Leyenda del Diablo de Carora que es la que a continuación exponemos:

MATRIMONIO HINOJOSA

Esta es otra versión sobre la Leyenda del Diablo de Carora.
A mediados del siglo XVIII existía en Carora un matrimonio de apellido Hinojosa. Por este tiempo llegó a la ciudad un maestro de baile o de música y prendió amores con la señora Hinojosa. Fueron tan serios los amores que llegaron a la conclusión de prescindir totalmente del señor Hinojosa, para lo cual procedieron a matarlo. Esto fue un escándalo en la pequeña aldea, se temió una poblada contra ellos, y buscaron el amparo de la Iglesia y el cura y al fin pudieron huir a Colombia. Parece que aquí la señora Hinojosa quiso cambiar de amante por el mismo procedimiento, pero fue castigada.
El asesinato del señor Hinojosa, la intervención de la Iglesia y el sacerdote y otros detalles más, hicieron pensar a los caroreños que esto eran cosas del Diablo y así se confirma la Leyenda de que el Diablo anda suelto en Carora.
No puedo asegurar que haya una tercera versión pero me parece haber ledo algo respecto a un cacique indígena del caserío Alemán.
La leyenda del Diablo de Carora traspasó los linderos parroquiales y en toda Venezuela se le nombra sin conocer el origen.

LA MALDICIÓN DEL FRAILE

El año de 1859, fue expulsado del Territorio Fray Ildefonso Aguinagalde, Papa Poncho, el Fraile. Además decíamos que llegó a Carora en donde fue cura párroco de una Iglesia y se cuenta que cuando le llevaban a alguien para hacerle los oficios fúnebres preguntaba que quien era y a que partido perteneció. Si le contestaban que había sido conservador, al tiempo de asperger el agua bendita murmuraba entre dientes:
!Agua Bendita perdida, alma de godo no se salva¡
Ambrosio Perera dice que esto, es una calumnia de sus enemigos y otros dicen que constituyen síntomas de una demencia senil.
La expulsión tuvo carácter de vejamen pues fue montado en un asno hembra, con la cara mirando la cola del animal, es decir, montado al revés. Así fue llevado, en medio de burlas y risas hasta los límites de lo que abarcaba el territorio o Cantón. Al llegar aquí, es decir, al límite territorial, el Fraile fue apeado y entonces se quitó las sandalias, las sacudió, chocando una con otra y dijo que lo hacía para no llevarse ni un grano de polvo de este Territorio. Después se volvió hacia donde quedaba Carora y pronunció estas palabras: "!Malditos sean estos godos hasta la quinta generación!". Esto es lo que se conoce como la maldición del Fraile. Desde entonces, todo sería aciago, toda tragedia que afecte a una de estas familias, dicen exclamando, ¡Es la maldición del Fraile!
Ya dijimos que antes de su expulsión el Fraile estuvo preso en la casa del Balcón o el balcón de los Álvarez, y se dice que en las noches de luna sobre las arcadas reflejadas en el suelo se ve salir del hueco de la escalera la figura de un Fraile con la cabeza y la cara cubierta, las manos dentro de las mangas del sayal y así se pasea por el corredor.


Altar Principal. Sn. Juan Bautista

Altar Principal. Iglesia San Juan.
 

Nuestra Señora de la Chiquinquirá de Aregue.

Nuestra Señora de La Chiquinquirá de Aregue. Historia...

divisor10.gif

Dr Ramón Pompilio Oropeza. Pulse para Ver mas...!

Dr. Ramón Pompilio Oropeza.
Abogado, fundador del actual Liceo "Egidio Montesinos", maestro por mas de 40 años, de gran talento y moralidad intachable. Sus virtudes le granjearon el nombre del "Mentor de Occidente".-
Pulse en la Foto para saber Mas...


Dr. Ambrosio Perera M. Pulse aquí ver mas...

Dr. Ambrosio Perera Meléndez  Médico cirujano, historiador, académico, educador y diplomático. Pulse en la Foto para saber Mas...-

 

Maestro Alirio Diaz. Pulse para Ver mas..!

El Maestro Alirio Díaz. Es hoy por hoy, la Primera Guitarra del Mundo, reconocido y aplaudido por público y entendidos de Europa y América. Pulse en la Foto para saber Mas...-

Don Pio R. Alvarado. Pulse para Ver mas..!

Don Pío Rafael Alvarado. Músico y compositor popular.-De acuerdo a expertos en materia musical, este juglar del canto popular “era un cantor fino con una curiosa y potente voz de contra tenor”. Pulse en la Foto para saber Mas...-

Patio Interno Casa Colonial.-

Patio interno de una típica casa colonial.

Dr. Juan Martínez Herrera. Muy recordado y apreciado, fue el creador del Orfeón Carora. Su formación y experiencia venia de su desempeño en el  Orfeón del Instituto Pedagógico, de Caracas, del Orfeón de la Universidad ‘Central de Venezuela, en el de la Universidad de Los Andes y en el Coro de la Cantata Criolla del Profesor Antonio Estévez.-

Egidio Montesinos. Insigne Pedagogo venezolano. Pulse en la Foto para saber Mas...-

Maestro Expedito Cortés, guardián de la naturaleza desde niño, fue Profesor y Director de diversas instituciones educativas del estado Lara.                   Pulse en la Foto para saber Mas...-

Dr. Pastor Oropeza. Pulse para saber mas...

Dr. Pastor Oropeza Riera. Médico pediatra, profesor universitario. Iniciador de la atención materno-infantil, de los estudios de Pediatría y del conocimiento  de la puericultura en Venezuela.              Pulse en la Foto para saber Mas...-

Dr. Julio Segundo Álvarez G. Pulse aquí ver mas....

Dr. Julio Segundo Álvarez García. Su vida profesional debe ser modelo para las nuevas generaciones de galenos de nuestro país. Pulse en la Foto para saber Mas...-

 Pulse en la Foto para ver mas...

Ismael Silva Montañés. Tipógrafo, editor, cronista e historiador. Su obra abarca varios títulos. Pulse en la Foto para saber Mas...-

Don Ricardo Meléndez Silva. Ganadero y Empresario. Gran hombre que servirá de valioso ejemplo como referencia nacional del gentilicio del caroreño. Fue el principal promotor de la construcción de la Represa Cuatricentenaria como regalo a Carora en sus cuatrocientos años y que hoy justicieramente lleva su nombre por decreto presidencial.  

Pulse en la Foto para saber Mas....-

Nuestro pueblo...Carora

Hasta 1934 se creía que Carora había sido fundada por Don Juan de Salamanca el 19 de junio de 1572, pero el erudito y acucioso historiador, Dr. Ambrosio Perera, caroreño de cepa, publicó uno de sus libros cuyo título es: Historia de la Fundación de Carora y vida caroreña en el siglo XVI, en donde prueba con documentos históricos que fue fundada por Juan del Thejo en 1569, con el nombre de Nuestra Señora de la Madre de Dios de Carora. Esta fundación no se hizo en el sitio actual sino cerca de la vieja carretera a Barquisimeto. La fecha es 1569 pero no sabemos ni el día ni el mes, aunque se supone debe haber sido septiembre, pues para enero de 1571, según el juicio de Residencia, la ciudad tenía 16 meses, más o menos de fundada.
Don Pedro Maldonado, capitán de la ciudad de Carora y sus términos, la trasladó al sitio actual el 06 de enero de 1571. Don Juan de Salamanca la repobló y volvió a organizarla oficialmente con Capitán, Alcalde, Justicia, Regidores, Escribanos Públicos y de Cabildo y muchos vecinos.
Los primitivos habitantes de Bariquigua, nombre indígena del sitio donde se fundó Carora eran los indios Ajaguas, cruzados con Jirajaras belicosos. Se dice que el motivo de cambio de lugar fue evitar los ataques indígenas.

Los Ajaguas y Caquetíos:
Los primeros habitantes de Nuestra Señora de la Madre de Dios de Carora, hoy, ciudad de Carora y sus parroquias vecinas fueron los indios Ajaguas, también denominados Axaguas, Ajaguas, Achaguas y los Caquetíos, quienes formaban el grupo étnico Arawaco. Estos vivían del cultivo común, en una completa armonía, pues todo lo que sembraban y cosechaban o extraían de esta tierra seca, lo repartían en comunidad y este reparto solidario y equitativo respondía a las necesidades de cada grupo familiar. Los Caquetíos tenían como dios al Diablo, con quien se comunicaban a través de unos sacerdotes a quienes llamaban "Boratios", mientras que los Ajaguas adoraban al Sol.

Según sostiene Cecilio Zubillaga Perera "esas razas indígenas eran muy prolíficas", es decir, muy abundantes.
El caroreño legítimo, cuando ve nubes que presagian agua hacia la parte noroeste, dice está puesto Juan del Thejo y es seguro el aguacero. Esto hace pensar que el primitivo asiento de Carora se encontraría, tal vez, en esa orientación.
Don Juan de Salamanca le dio el nombre de San Juan Bautista del Portillo de Carora.

divisor10.gif

General de División Jacinto Lara Meléndez
Pulse en la Foto para saber Mas...
 

Gral. de División Pedro León Torres
Pulse en la Foto para saber Mas...
 

Personajes.-

Desde los años inmediatos a su fundación, Carora ha sido de alta cultura. En la Colonia conseguimos muchos y grandes valores en las letras y en las armas, nombraremos algunos: Licenciado Pedro Alejandrino de Urrieta y Pros, abogado de alta talla nació en 1714, cursó en la Universidad de Caracas, es el primer caroreño que recibe grado académico en derecho civil, se residenció y casó en San Felipe, sobresalió como orador y hábil jurista. Formó una respetable familia en esta localidad. El presbítero bachiller Ignacio Antonio de Hoces, humanitario y progresista, construyó la Iglesia de San Dionisio a sus expensas, varias casas que donó a algunos de sus familiares, entre ellas se encuentra la llamada Casa del Balcón . Esta casa además de ser colonial ha sido lugar de hechos históricos: se hospedó el Libertador Simón Bolívar en 1821, a su paso para Nueva Granada, el año de 1823, en su piso alto hubo un duelo a machete entre el Indio Reyes Vargas y el coronel González quien llamaban el cojo, en 1859 le sirvió de prisión al Fraile Aguinagalde.
Don Agustín de la Torre, erudito y elocuente orador caroreño, tercer Rector de la Universidad de Caracas y primer seglar que ocupa ese cargo.
Licenciado Pedro Regalado Arrieche, diputado por Carora al Congreso en 1811; no pudo firmar el Acta de Independencia por encontrarse enfermo.
Dr. José Manuel Oropeza, inteligente, culto y fanático realista, ocupó altos cargos en el gobierno español de la Colonia.          Coronel Domingo Segundo Riera, quien desde el principio de la guerra de Independencia, se alisto en los ejércitos patriotas; en 1815 se puso bajo las ordenes del General Páez, habiendo asistido a las acciones de La Mata de la Miel, Mucuritas y El Yagual; pero lo que constituye su mayor honor es el haber figurado entre los 150 guerreros vencedores con el Gral. Páez en Las Queseras del Medio. En 1822 regresó a Carora el Coronel Riera y pasó a Siquisique para ejercer la Comandancia Militar , y donde casó con María de la Encarnación Castejón, sin hijos, donde vivió hasta su muerte acaecida en Marzo 17 de 1851.-
El General de División, Juan Jacinto Lara Meléndez, nació en Carora el 28 de mayo de 1788, calle San Juan cruce con calle Torres; la casa ostenta una placa.
El 19 de abril de 1810, cuando el gesto histórico del Padre Madariaga desde el Balcón del Ayuntamiento en Caracas, había entre la multitud reunida en la Plaza Mayor un hombre de 32 años, comerciante del interior de la provincia quien se entusiasmó con lo que sucedía y se adhirió a ellos: este joven se llamaba Juan Jacinto Lara Meléndez y aquí comienza su entrega a los ideales patrios que le van a permitir figurar con gran relieve, como uno de nuestros Libertadores. Son innumerables las batallas y encuentros de armas donde figuró Lara; podemos destacar Junín, Corpahuaico y Ayacucho.
Las características de este caroreño, Héroe Epónimo del estado fueron su amor a la patria y a la libertad, su bravura, su lealtad firme y de toda su vida, hacia Bolívar y a su memoria.
Al terminar la guerra de Independencia volvió a sus tareas, a su finca de Buenavista de cuya casa hay todavía escombros en la actual Balonchera. Casó en Carora el 15 de Septiembre de 1830 con doña Nemesia Urrieta.
El hermano Basilio, de la Congregación de La Salle, sostiene que Lara nació en Camay, localidad cercana de Carora, en la otra Banda, cerca del caserío Altagracia. Parece que no es cierto. Lara conquistó la medalla de Los Libertadores de Colombia y el Sol del Perú, por su valor. Fue gobernador de la Provincia de Barquisimeto en 1843 donde se manejó honesta y justicieramente, fue un gobernante progresista.
Murió en Barquisimeto el 25-02-1859, sus restos se encuentran en el Panteón Nacional.

General de División Pedro León Torres, nació en Carora el 25 de Junio de 1788, el sitio del nacimiento fue la casa de Las Torres que estuvo ubica da en la actual calle Torres.
Hay quienes sostienen que Torres nació en Arenales, pero esa es una discusión que no conduce a nada. Torres empezó cuando Don José Ceballos, Jefe Militar de Coro, no quiso secundar el movimiento revolucionario del 19 de Abril de 1810 y hubo necesidad de expedicionar sobre aquella ciudad. En 1811 se confió un ejército al Marqués del Toro, este llegó a Carora, se organizaron varias compañías, una de ellas formada por los contingentes de Arenales y Atarigua, la cual fue confiada a las órdenes de Pedro León Torres, joven de 23 años quien había impresionado favorablemente al Marqués, que además conocía a los integrantes de la Compañía y era sobrino carnal del Licenciado Arrieche, quien figuraba en este Ejército como Auditor de Guerra. Al regresar de este paseo militar, que fue la campaña del Marqués, Torres aparece en 1812 formando parte de la Guarnición Carora bajo el mando del Comandante Manuel Felipe Gil. Sucede el pronunciamiento, a favor de la naciente República, del indio Reyes Vargas en Siquisique. El comandante Gil nombra a Torres para que asegure y refuerce la lealtad del veleidoso indio. Torres no tuvo suerte, pues al llegar, Reyes Vargas se había contra pronunciado y daba vivas a España y a Fernando VII, Torres es tomado prisionero, remitido a Coro y de aquí a la cárcel de Puerto Rico. Permanece aquí varios meses, hasta que triunfante Monteverde, es traído a las bóvedas de La Guaira de donde sale, por influencia de su pariente y paisano Dr. Oropeza, más la ayuda de 800 pesos pagados por su hermano mayor Asciclo. Vuelve a Carora donde él y su familia son hostilizados por las autoridades españolas. Esto lo obliga a irse a una casa de campo llamada Tigrito, en Arenales. Aquí saben sobre la invasión de Bolívar en 1813 y su llegada a Trujillo. Son perseguidos y huyen a pie: los hermanos Torres, un amigo que será después el Coronel Julián Montes de Oca, un señor Rodríguez y dos hombres más. El Libertador recibe y acepta a los diez (10) hombres. Desde ese momento hasta su muerte estuvo en la lucha. Murió en Yaguanquer el 24 de agosto de 1822 a consecuencia de las heridas sufridas en la Batalla de Bomboná. Es héroe epónimo del Distrito.
La hoja militar de Torres es brillante y en ella destacan San Félix y Bomboná. Torres, fue además, un hombre de claro criterio, ecuánime y enérgico, buen consejero y magnífico administrador. En el Concejo Municipal de nuestra ciudad hay un cuadro grande, original de Tito Salas, conseguido por las damas de Carora para el primer centenario de su muerte: 1922. Representa a Torres airado, con su espada rota y un fusil en la mano recibiendo la amonestación violenta del Libertador, antes de Bomboná y pronunciando a su vez su muy célebre respuesta.

Batalla de Carora.
19 de Junio de 1870.
Nueva Revolución Azul.


Las fuerzas de gobierno mandadas por el General Pilar Bracho dominaban la zona y había sido reforzada por fuerzas de Siquisique comandada por el General José Mora. Fue atacada por el Revolucionario Froilán Alvarez quien después de un recio combate salió triunfante.
El General Bracho pereció y también el Jefe Civil de Carora, Don Saluistino Alcalá.

Batalla de Carora.
26 de Abril de 1870.
Revolución de Abril.


Esta batalla se llevó a cabo en la ciudad de Carora del Estado Lara, el 26 de Abril de 1870. Para entonces se enfrentaron el General Buenaventura Fréitez, con fuerzas que había traído de Coro y otros que reunió en el camino, el 24 de Abril de ese mismo año. Entre otros Jefes estaban el Dr. José Gil y el General J. M. Baptista. El Combate del 26, célebre en la historia regional es uno de los más sangrientos que ha habido en esta ciudad. Se peleó encarnecidamente, obteniéndose como resultado el triunfo de los Revolucionarios, quienes ocuparon posteriormente la ciudad.
 

Carora Hoy.-

Carora era una ciudad cerrada donde tenía gran importancia el linaje. El caroreño era y es honesto en su vida pública y privada, responsable, buen amigo y adornado con otras virtudes. La religiosidad y un regionalismo sano, son características del caroreño de todos los tiempos.
La mujer en la Colonia estaba subestimada en la sociedad, era reina en su casa, hoy las cosas han cambiado y el sexo femenino comparte con el hombre todas las responsabilidades.
Carora ha evolucionado socialmente a la par que en otros aspectos y hoy los caroreños somos abiertos, amplios, convivientes, orgullosos de las personas que de otras regiones del país han venido a radicarse aquí.
Los extranjeros han tenido acogida sin igual y así vemos portugueses, canarios o isleños, árabes de todas las nacionalidades, griegos y otras razas compartiendo el trabajo, la vida completa, en gran armonía.
Hay matrimonios y uniones entre extranjeros y venezolanos que han tenido descendencia con todas las responsabilidades y las intenciones de ocuparse de los problemas de nuestra región para hacerla progresar hacia un futuro mejor.

Los caroreños de hoy no tenemos xenofobia y nos preocupamos por que el extranjero se sienta bien, lo más parecido a su casa, respetamos sus costumbres y creencias y buscamos integrarlos.
En cuanto a nosotros en sí, es indudable que hemos variado, que somos más liberales y democráticos, aunque de vez en cuando se ve un estallido de soberbia.
Hay, en toda Venezuela, pero mucho más en Carora, una palabra que ha sido y es muy discutida: Godo. Así llamaban los hombres del 19 de abril y del 5 de Julio a los españoles peninsulares; así llamaron las huestes de Boyes (primer caudillo democrático; según el decir de Juan Vicente González) a los patriotas que luchaban contra ellos; así llamaron las huestes federales a sus enemigos los conservadores; así llamaron a los seguidores del General José Manuel Hernández, alias el Mocho a fines y principios de este siglo; así llaman todavía a los blancos o ricos, a los hombres que tienen pedigrí. Esta palabra es obsoleta, en Carora no hay godos ni liberales, somos un conjunto de hombres y mujeres, mestizos que luchamos por nuestra tierruca y por la grandeza de toda Venezuela.

Recibiendo Uvas. Industrias Pomar




ACTIVIDAD ECONÓMICA

La actividad económica se centra en la siembra de caña de azúcar; existen dos Centrales Azucareros que procesan el 17% de producción nacional. Tenemos, además una bien lograda producción de Uvas, y unas Bodegas de maduración de vida, con alta calidad nacional e internacional en los vinos producidos, por las dos vendimias anuales de cosechas. Producen importantes rublos de horticultura, como son cebollas, tomates, pimentones, melones, además de café.

Mención especial merece la ganadería bovina, donde se ha logrado una raza auténtica como lo es la raza Carora, adaptada al trópico y con alta producción de leche y carne.

En sus extensiones xerófila se cría chivos y ovejas en cantidades nobles.

En los últimos años la actividad agrícola ha tenido un gran auge como resultado de la incorporación de las tierras semi-áridas de la zona denominada La Otra Banda a la actividad productiva.
Altagracia queda a media hora de Carora aproximadamente. Fue considerada por viticultores franceses como el mejor sitio para el cultivo de uvas en Venezuela. Surge Bodegas Pomar y los vinos venezolanos se estrenan con el mosto propio. Dos vendimias marcan este proceso, producidas durante los meses de Marzo y Septiembre.-

Francisco de Paula Meléndez

Don Adolfo Meléndez

Don Adolfo Meléndez Montesdeoca

Br. Miguel Ángel Meléndez. Pulse en la foto para ver mas...

Don Miguel Ángel Meléndez Oropeza. Quien constituyó en Carora uno de los más firmes baluartes de nuestra
cultura y permanente ejemplo de consagración a la enseñanza.
Pulse en la Foto para saber Mas...-

Los 435 Años de Carora. Por Ing. Emma Rosa Oropeza de Herrera.

 

Importantísimo Portal para estar más en contacto con Carora..!

Capilla El Calvario.-

Capilla del Calvario.-

Maestro Rodrigo Riera. Pulse para ver mas...

Maestro Rodrigo Riera. Fue considerado un guitarrista popular virtuoso, capaz de interpelar con la misma espontaneidad, la música elegida, cualquiera fuese su estilo. Si asumió la formación académica, pero nunca se restringió a ella: allí estuvo su más grande cualidad y su más claro límite.        Pulse en la Foto para saber Mas...-

Don Eduardo Izcaray Muñoz.-

Don Eduardo Izcaray Muñoz.(Piano) Recordado y querido aunque no nacido en nuestra tierra, dio como cualquiera de ellos, lo mejor de sí y lega a Carora a sus hijos, ejemplo y testimonio como él, de su gran valía.- Pulse en la Foto para saber Mas...-

Maestro Felipe Izcaray. Es un embajador de lo que es importante, de lo que trasciende y perdura en Venezuela. Lo demuestra su afán por hacer conocer la música venezolana en el mundo a través de su batuta y su virtuosismo, del que los caroreños, su gente de siempre, nos enorgullecemos y seguimos su trayectoria, donde quiera que se encuentre.

Monseñor Salvador Montes de Oca. Pulse aquí ver mas...

Monseñor Salvador Montes de Oca. Dio a su Diócesis  lustre con su virtud, carácter, ilustración e inteligencia. Pulse en la Foto para saber Mas...-

Ildefonso Riera A. Pulse aquí ver mas...

Ildefonso Riera Aguinagalde. Galeno intelectual y pensador liberal, destaca su excelente capacidad de orador ...“un verbo avasallante (...) señor de las letras venezolanas”, uno de los grandes filósofos de nuestro país en la segunda mitad del siglo XIX.  Pulse en la Foto para saber Mas...-

Don Chío Zubillaga. Pulse en la foto ver mas...

Don Cecilio (Chío) Zubillaga. Periodista, escritor, historiador, agricultor, autodidacta. Fue maestro de las clases más desposeídas y llevaba sus orientaciones a los campesinos con respecto a las mejoras de sus siembras y el logro de dividendos. Maestro del campesinado caroreño. Pulse en la Foto para saber Mas...-

 Pulse en la Foto para ver mas....

Guillermo Morón. Historiador, escritor y docente. Su obra abarca cincuenta y dos títulos, destacándose en los géneros de ensayo, historia y novela.- Pulse en la Foto.-

Pulse en la Foto para ver mas...

Dr. Diógenes Meléndez Silva. Médico Pediatra y Sanitarista. Combatió el Paludismo en Venezuela. Nombrado "Hijo Ilustre" de la ciudad de Maracay. En el germinó de una manera vigorosa, como en las tierras fértiles, la acción bondadosa y el deseo de ser útil.

Pulse en la Foto para saber Mas...-

Don Carlos Herrera Zubillaga. Notable caroreño en quien nuestra Ciudad tuvo un hijo predilecto, consagrado en nuestro campo, al impulso y desarrollo del progreso pecuario, no solo de la tierra que le vio nacer, sino también de nuestro país… en el transcurso de una vida, que continuó con ejemplo creador, lo que con el aporte y la voluntad de generaciones que le precedieron en el tiempo, le formó como un importante factor dentro de la Raza Carora.

Pulse en la Foto para saber Mas....-

 

 

Inicio | Acerca de Nosotros | Árbol Genealógico | Eventos Formales | Hora de Celebrar | Primos y Familiares | Abuelos y TíosTías y Tíos por Afinidad | La Caja de Zapatos | Anécdotas | Contáctenos |

Página Fundada el 30 de Mayo de 2004.
Por Fernando J. Meléndez R.
©  Derechos Reservados

divisor10.gif